Cruzadas de la Luz

Foro de servidor de Neverwinter Nights 1.68
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Luna Gaross - El Camino de Fao...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Blackclap



Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 04/12/2011

MensajeTema: Luna Gaross - El Camino de Fao...   Mar Dic 20, 2011 2:50 pm


La joven aprendiz paseaba por la biblioteca del monasterio como de costumbre, hojeando una y otra vez los textos, como pasatiempo. Darío, su maestro, se encontraba sentado en una mesa apartada; La silla apenas era capaz de sostener el peso de su formidable armadura.

A diferencia de la gran mayoría de los maestros del dogma de Fao, Darío no era un hombre mayor. Rondaba probablemente los 35 años, y poseía un porte y fortaleza física realmente imponentes. Sin embargo, a pesar de lo intimidante que podría haber parecido, quienes le conocían sabían que tras esa expresión seria y mirada fría, se escondía un corazón cálido y bondadoso. Luna le tenía gran respeto y aprecio por ello.

Una de las pesadas manos del hombre hizo un gesto, pidiendo a Luna que se acercase.

Darío: “Luna… Siempre te veo sola por la biblioteca, repasando siempre los mismos libros…”. –Le dedicó una breve pero cálida sonrisa mientras ella tomaba asiento en la silla de enfrente.

Luna: “Es que… Me gustan mucho… A… Además… La repetición y perseverancia son las bases de la maestría”. – Sonrió tímida.

Darío: “Te lo digo porque veo que sigues descuidando tu entrenamiento en combate, y eso me preocupa. Tarde o temprano tendrás que empuñar un acero, ya sea por defenderte o por defender tus creencias, y me gustaría que estuvieses preparada para cuando eso ocurra”. –La miraba fijamente a los ojos, como siempre lo hacía al hablar; Una de esas miradas que pareciera que no terminan en tus ojos, que continúan hasta llegar al alma.

Luna: “N… No me hará falta… Yo… Yo no creo en las armas… Mi fe estará siempre por sobre todo eso…”. –Hablaba cada vez más despacio, sintiendo el peso que significaba la mirada de su maestro.

Darío se quedó mirándola algunos segundos. Luna se encogía lentamente en su asiento.

Hasta que le sonrió cálidamente. Luna también lo hizo, contagiada.

Darío: “Luna, tienes un corazón verdaderamente puro y sincero, además de una voluntad inquebrantable… Sin embargo, careces totalmente de orgullo, y sin orgullo serás presa fácil de los corazones oscuros…”.- Se tomó un momento para cerrar el enorme libro que leía. “Un corazón puro es lo fundamental, en eso estamos de acuerdo. Pero un corazón puro no basta… La oscuridad no se erradicará sola, y para ello tenemos una única herramienta, lamentablemente”.

Al escucharlo, Luna desvió la mirada al enorme espadón apoyado en la pared. Un arma magnífica, tan reluciente que al verla realmente te mirabas a ti mismo, como si de un espejo se tratase. ¿Cuántas veces el maestro Darío lo habrá utilizado para luchar por el bien?... O mejor dicho, ¿Cuántas veces lo habrá utilizado para luchar contra el mal?... Luna se quedó pensativa unos instantes. Darío simplemente la miraba.

Luna: “Maestro… Yo… Usted está equivocado… Totalmente equivocado.” – Dijo con voz suave pero firme. Darío siguió mirándola sin decir nada. –“Fao no tiene enemigos. Fao no es una meta… Fao es un camino…”

Darío: “Luna, eres demasiado idealista…”-. La interrumpió de pronto. Luna se quedó en silencio, sobresaltada y nerviosa… Recién caía en cuenta de que estaba contradiciendo a su maestro. –“El mundo es un pantano… Y nuestra labor es convertirlo en un lago, tan cristalino como la pureza de Fao.”

Luna: -“Se equivoca… Un lago cristalino… ¿Cuál es el precio de un lago cristalino? ¿Cuánto fango tendrá que eliminar para que el agua quede pura?”-. Volvía a recobrar el valor perdido. Ambos se miraron un momento larguísimo, o al menos eso les pareció, pero esta vez Luna no se encogía. “El camino de Fao es luchar por el Bien, no contra el Mal… Yo, y todo el mundo es libre de elegir… El camino de Fao implica hacer el bien, independientemente de lo que ocurra a tu alrededor, independientemente de lo que hagan los demás…. El Bien”-. Darío la miraba pétreo, sin el más mínimo ápice de expresividad. “Luchar contra el Mal es utilizar el Mal para un supuesto Bien… Ni más ni menos. Es forzar, obligar y dominar. El verdadero Bien es unión, no es imponer lo correcto… El verdadero Bien… Es hacer el Bien, sin importar el precio… Eso incluye sufrir si hace falta.”-. Se detuvo un momento y miró la enorme mano de Darío sobre la mesa. Se estiró lentamente y puso sus dos manos sobre la de Darío, como si anticiparan una petición de disculpas. –“Si algún día levanto un arma en el nombre del Bien, sabré que soy una farsante, que lo único Bueno en mí serán las palabras que salen de mi boca, nada más”-.

Darío bajó la mirada lentamente hacia las manos de Luna, inspirando lentamente. Luna volvió a encogerse y retiró las manos rápidamente.

Darío: -“No perteneces a este templo. Quiero que te vayas.”-. Dijo Darío con la parsimonia que le caracterizaba. –“Y no quiero que vuelvas…”-. El corazón de Luna se encogía más rápido que su cuerpo. Sentía el peso del mundo en sus hombros. –“Porque… Yo no estoy capacitado para ser tu maestro. Tu no perteneces aquí, tu camino es el de Fao, no el de los hombres, y ningún hombre puede enseñar el camino de un Dios”-. Esbozó una tenue y melancólica sonrisa. –“Tu y yo tenemos un mismo principio y un mismo destino… Pero nuestros caminos son opuestos. Nada más podrás aprender aquí. Tras la Luz nos volveremos a ver… Y tras la Luz sabremos qué camino fue el correcto, nunca antes.”-. Finalmente estiró él la mano, poniéndola encima de ambas de Luna. La miró durante un momento, sonriendo con la felicidad y nostalgia del padre que ve partir la niñez de su hijo para nunca más volver.

Se levantó, se echó a la espalda su espadón y abandonó la sala.

Al día siguiente, Luna hizo una bolsa con lo imprescindible. Juntó su ropa, comida, sueños y monedas, y partió. Solamente se despidió de su madre, con la promesa de un nuevo encuentro.


// Si tiene alguna falla en la redacción, les pido disculpas... Que la escribí con algo de prisa...

Saludos! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
DM Zeus
Admin


Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 03/12/2011
Edad : 22

MensajeTema: Re: Luna Gaross - El Camino de Fao...   Miér Dic 21, 2011 11:17 am

Me encantó... Qué bien escribes, macho... Pobre Luna, en realidad me da un poco de penilla. En cuanto a Darío, qué tío... Me lo imaginé como una mole.
Muy buena ^^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
DM-Wolf
Admin


Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 01/12/2011
Edad : 21
Localización : Frente al ordenador con los Aliens.

MensajeTema: Re: Luna Gaross - El Camino de Fao...   Jue Dic 22, 2011 1:31 am

Muy buena historia, está perfecta. Luna ya ganó el primer punto por la historia, ahora mismo editaré la puntuación.

Saludos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://cruzadasdelaluz.forosgratis.org
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Luna Gaross - El Camino de Fao...   Hoy a las 6:44 am

Volver arriba Ir abajo
 
Luna Gaross - El Camino de Fao...
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Luna de Sangre
» Rueda del sol y la luna y vexing susher
» LUNA Y RETROVISORES
» mago de la luna/luna de sangre
» Es mejor volver atrás que perderse en el camino[Privado]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cruzadas de la Luz :: Historia-
Cambiar a: